Todo aquel/la que tenga las manos afectadas, tendrá dificultad para abrocharse cualquier botón o subirse la cremallera. Pero si a esto le añadimos una mano que no tiene pinza, aumenta más el reto de conseguirlo.

Este abrochabotones o similar, es muy práctico y sobre todo, económico. En mi caso tuve que añadirle una cinta que utilizo también para los cubiertos y lo amarré al pomo del utensilio. En cuestión de segundos, tu dependencia por esta situación, se convierte en independencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.