Durante el día de hoy hemos podido ver las diferentes investiduras en todos los municipios de nuestro país. Mientras unos estaban pendientes de quién apoyaba a quién, otros, nos hemos estado preguntando cómo y por dónde tenía que entrar aquellos nuevos concejales que iban a jurar o prometer su nuevo cargo al servicio de la ciudadanía.

Y es que estos nuevos concejales a los que me estoy refiriendo, tienen una condición de movilidad bastante reducida en cuanto a la situación de accesibilidad de la mayoría de los salones plenos.

En Cádiz, hace cuestión de dos meses, entraba por primera vez una persona en silla de ruedas para intervenir como ciudadano o representante de la sociedad civil. Tras la demanda de diferentes colectivos de personas con necesidades de accesibilidad, al fin hicieron accesible parte del salón de pleno.

Pero solo ha tardado dos meses para que de nuevo este salón sufra una nueva transformación o modificación. Y es que por el Partido Popular de la capital gaditana, entraba por primera vez en la historia como concejala, una persona que usa una silla de ruedas. Ella es Nuria Álvarez, secretaria de Fegadi y una luchadora en cuanto a la defensa de los derechos de las personas con discapacidad.

En San Fernando hoy se ovacionó a Mariluz Del Río por su estrenado nombramiento in-extremis como concejala por el también Partido Popular de la Isla al renunciar el anterior de la lista, Joaquín. Desconozco la situación en accesibilidad del salón de plenos del Ayuntamiento de San Fernando, pero que seguramente tenga que adaptarse a las exigencias de Mariluz para que pueda desempeñar sus funciones como concejala de forma autónoma e independiente, como así lo exige el RDL del texto difundido 1/2013 sobre la Accesibilidad Universal.

A la izquierda Nuria Álvarez y a la derecha Mariluz del Río

Como ya sabéis parte de las personas que me conocéis, junto a mi compañero Juanma García, fui como número 10 en las listas municipales por el Partido Popular de Jerez. Antes de las propias elecciones, me preocupé en la situación que se encontraba ambos salones de plenos, para así informar de las modificaciones pertinentes y hacer cumplir la Ley de Accesibilidad. Una condición mínima para favorecer mi libre movimiento de manera autónoma por todo el salón. Hoy no hubiera podido jurar mi cargo como concejal en el caso que hubiera salido por los resultados de las elecciones, ya que había que rebasar un gran desnivel (50cms) algo complejo de adaptar por el reducido tamaño del salón.

Estas condiciones se están dando en diferentes Ayuntamientos de toda España y es muy positivo, porque significa que estamos o tenemos representantes de las personas con discapacidad al frente de nuestras corporaciones municipales.

A todos ellos le pido que se dejen la piel y aprovechen la ocasión para luchar por nuestros derechos y que de una vez se vean reconocidos.

Algo está cambiando en la sociedad…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.