Los pasados días 23 y 24 de noviembre, tuve la suerte de participar en el programa de promoción de Turismo Accesible Greenways4ALL de las Vías Verdes de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles. Diferentes personas, todas ellas usuarias de silla de ruedas, pudimos comprobar la accesibilidad que nos ofrece en este caso la Vía Verde de la Sierra de Sevilla – Cádiz. Analizando desde el alojamiento, visitas culturales, establecimientos y el entorno del pueblo de Olvera.

Asistimos al Centro de Interpretación de la Vía Verde de la Sierra en el que nos informaron sobre los motivos que llevaron a convertir los antiguos trazados ferroviarios en rutas de Vías Verdes por todo el país, terminando con una reproducción en 3D del recorrido de la Vía Verde de la Sierra y el avistamiento de los buitres leonados en el peñón de Zaframagón.

Estuve hospedado en la Casa Vagón Vía Verde, un hotel con encanto ya que es la imitación de antiguos vagones de tren, siendo cada vagón una especie de apartamento con dos habitaciones, sala de estar con cocina incluida y un baño.

En el vagón accesible podemos encontrar una rampa de fácil acceso para subir a el. Al entrar encontramos una sala con sofá, mesa comedor, televisor y lo nunca visto, una cocina a la altura perfecta para cocinar desde la silla de ruedas. También comprobamos la buena accesibilidad del espacio más temido, el baño. Cuenta con una banqueta regulable en altura, dos asideros y un espacio cómodo para movilizarse dentro de el. El lavabo e inodoro están bien situados y sin problemas de posicionamiento. Avisamos de que cambiaran la altura del espejo, ya que se nos ve poco. El dormitorio tiene cama de matrimonio y espacio suficiente para movilizarse en la habitación sin encontrar barreras.

En las zonas comunes del hotel podemos encontrar una mesa de tenis de mesa, un parque infantil muy completo y una piscina. Esta piscina cuenta con una rampa de acceso al agua que nos pareció muy pronunciada, pero tuvieron en cuenta nuestras recomendaciones para la instalación de una silla hidráulica, ya que este nos hace independiente para el acceso al baño. También podemos encontrar un restaurante que está situado en la antigua estación de tren, que ha sido acondicionada para un hotel con servicios comunes. Allí mismo está el servicio de alquiler de bicicletas para realizar la Vía Verde, en el que podemos pedir una de las handbike que tienen en diferentes puestos de alquiler, que también podemos ver durante el recorrido de la Vía Verde de la Sierra Sevilla – Cádiz, con un total de 4 handbike.

El recorrido de la Vía Verde en handbike fue una experiencia única, aunque también decir que con un poco de incertidumbre por no saber lo que me iba a encontrar durante el recorrido. Recomendamos revisar parte del trazado por el cual pasábamos, ya que por inclemencias y movimientos de tierras, estos sufrían de diferentes relieves en pocos metros, haciéndonos controlar bastante la velocidad y el equilibrio, pero con precaución podemos disfrutar de una jornada fabulosa en compañía de familiares y/o amigos.

En cuanto al pueblo de Olvera y teniendo en cuenta los perfiles en el que está situado, podemos decir que nos encontramos con bastantes espacios culturales y de ocio accesible. Visitamos el Museo las Fronteras y los Castillos de Olvera, donde el personal que nos acompañaba nos hizo sentir y vivir en la época de los hechos que nos narraban.

La gastronomía de Olvera es incuestionable en cuanto calidad y variedad, donde su oro líquido (aceite), enriquece cada plato que se elabora en esta localidad de la Sierra de Cádiz. Un lugar altamente recomendable para visitar y disfrutar de su entorno natural, cultural y accesible. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.